martes, 24 de agosto de 2010

LA SOMBRA DEL PODER (PELÍCULA) / LA PRENSA DE PAPEL FRENTE A LOS NUEVOS MEDIOS DE MARÍA DEL CARMEN FERNÁNDEZ CHAPOU

La doctora María del Carmen Fernández Chapou, en su revisión crítica en torno a la crisis del periodismo impreso ante el auge de internet y las nuevas tecnologías de información, presenta varios argumentos en los que se pueden establecer paralelos muy ajustados a la trama, desarrollo y desenlace de la película dirigida por Kevin Macdonald, “La sombra del poder”.

La directora del Washington Globe (diario de la película), hace referencia a la situación del periódico no en un sentido de alguna crisis en particular, pero sí le recalca a Cal (periodista) que la publicación de la noticia sobre la muerte de la asesora del congresista Stephen Collins (Ben Affleck), beneficiaría las ventas del diario, y además se refiere a la posición de sus jefes diciendo textualmente: “los nuevos dueños creen que debemos rendir mejores utilidades”. De la misma manera la Dra. Fernández, habla acerca del control comercial de los medios de comunicación por parte de monopolios empresariales y la fuerte competencia que sostienen entre sí, pensando más en lo comercial que en lo informativo.

En otro segmento de la película, Cal irónicamente le dice a la directora del periódico: “tengo entendido que nuestra versión en línea es genial”. Ella (Hellen Mirren), haciendo referencia a Della Frye (Rachel McAdams) le contesta: “es ambiciosa, barata y produce un artículo tras otro”. ¡Santo cielo! No puedo evitar una exclamación, que no es precisamente la que acabo de escribir, ustedes me entienden. Está bien criticar y no estar de acuerdo con el posible futuro del periodismo, pero no hay derecho a tratar a una blogger de esa manera. Porque si se cataloga en esos términos a un reportero que utiliza las nuevas tecnologías de información y comunicación, este se vería, solo por obligación económica y por sentir subvalorado su trabajo, en la necesidad de servir desde sus blogs, a los anunciantes en lugar de a los lectores. Y como ha dicho recientemente Juan Luis Cebrián, “los medios enfrentan un cambio de modelo, no una crisis” (Cebrián, J.L: 2009).

Si bien la Dra. Ma. del Carmen Fernández, señala también la importancia de las revoluciones tecnológicas en cuanto a la creatividad de los que quieren evitar ser censurados, no desconoce que hay presente un instrumento de libertad, pero que dada la apertura de estos nuevos campos comunicacionales e informativos, se ha dado lugar también a competencias despiadadas entre los medios más poderosos, procurando aplastar a los más débiles. En la película el periódico protagonista representa una compañía poderosa que muestra claramente a través de su directora, su visión principal, que no es precisamente la de ejercer un periodismo profesional sino la de mejorar las ventas, y defender la posición política y económica de los socios.


La televisión y los blogs sin más pruebas que las lágrimas de Stephen, especulan sobre la muerte de Sonia Baker’s (asesora de Collins), y anuncian y publican supuestos, como el de que ella se suicidó. Además de establecer un paralelo con el texto que estamos tratando, planteamos un hecho periodístico de la vida real. Es claro que los medios con esta noticia, intentan provocar el sentimentalismo en el público, con fines comerciales. Giran en torno al sexo y el espectáculo (Reig, R. 2002:35), y maquillando la información persiguen su único objetivo, que es el de conquistar mayores audiencias (El País. 7 de diciembre de 2003:32).

Se nota que a la hora de enterarse de la noticia, todos: el ciudadano del común, políticos y los mismos periodistas están pendientes del televisor; demostrando que el tremendo competidor del periódico, es la televisión, porque comunica más vívida y eficazmente que cualquier medio de difusión impreso (1975. 214). La presión a que se ven sometidos para rendir beneficios máximos, Call, Della, los colaboradores e incluso la directora del Washington Globe, está presente en toda la película. Hechos como la entrega de los artículos, los deseos de entrevistas de primera mano aprovechando la amistad, la búsqueda de información recurriendo al pago de dinero a los informantes, son una muestra de dicha presión.

La carrera por ser los primeros en presentar las últimas noticias ha generado una nueva forma centrada en lo inmediato. He aquí el auge de las nuevas formas de periodismo, y Call no duda un solo momento en recalcarlo. Cuando es abordado por Della, que dice buscar algo de contexto para la noticia, y le pregunta si cree que su amigo Collins tenía una aventura con la chica que acaba de morir, la respuesta de su compañero es: “contexto o chisme” y continúa diciendo para demostrar que los medios informativos emergentes también parecen fragmentarse por intereses y filiaciones, que tiene que leerse un par de blogs para saber si Sonia era amante de Collins. Además cabe resaltar las palabras que Call le dice al congresista cuando éste lo visita en su casa, proponiendo que hay que darle la vuelta a la noticia para que esté a su favor, contraatacando con dardos propios, construyendo una verosímil versión alternativa de la noticia, que lo favorezca, antes de que las sanguijuelas y los blogger lo despedacen.


Los medios, si no son responsables con la información que manejan, pueden entorpecer la justicia, en lugar de facilitarla (Dra. Fernández). En la película se presenta el hecho de ocultarle información a la Policía, lo que resulta fatal; porque el único testigo del crimen del habitante de la calle, es asesinado en el hospital. Concluyendo, a todos los que nos gustan los finales felices, quedamos muy contentos con la película porque uno de los malos murió y el otro quedó en la cárcel. Los vencedores fueron los periodistas que con su investigación imparcial, descubrieron la verdad. El periódico siguió vigente y generando utilidades. Call y Della unieron conceptos y de pronto algo más, suponemos. Y la Dra. Fernández cita a Juan Luis Cebrián: “Ante la revolución de las nuevas tecnologías, el cambio se acentúa, más internet no es de sustitución, sino de cambio. La tecnología solo nos lleva a hacer las cosas diferentes”. Porque ¿Queremos vender o contarle a la gente lo que le pasa a la gente?

No hay comentarios.: