martes, 8 de marzo de 2011

Dícese de una vida rápida.

Por: Alejandra Barona Agudelo

-          Un día de vida. Fue lo que dijo el doctor con la mirada triste antes de salir del consultorio.
 Sé por qué estaba tan tranquila: nunca le tuve miedo a la muerte. Ni siquiera el modo de morir me había parecido alarmante en lo que llevaba de vida. Si era una sentencia, habría de ser divertido hacer la cuenta regresiva. Si era en la hoguera, estaba segura de que mi olor a carne asada... continúa...

No hay comentarios.: