lunes, 14 de marzo de 2011

Dulce sueño, triste muerte.

DULCE SUEÑO,
"Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría lo que digo" (Gabriel García Márquez)

TRISTE MUERTE

Por: Gustavo Adolfo Montes.

Era la mañana del 23 de febrero, me disponía a revisar mis tareas diarias cuando de repente pensé. Estamos pronto ya a cumplir años que regalo te gustaría que te regalaran Gus!, la respuesta fue: No sé cualquier cosa puede ser, pero si te dan esa camisa; amarilla que viste en el centro comercial sería lo máximo.Continúa...

No hay comentarios.: