domingo, 27 de mayo de 2012

¡ENCONTRÉ A MÍ PRÓJIMO! NO SÉ SI AMARLO COMO A MÍ MISMO

Foto: Clase 2.0
Por: Montgomery Piedra Valencia
laclase2.0@gmail.com



“Ama a tu prójimo como a ti mismo” Biblia de los cristianos (Marcos 12:31). ¿Y quién es mi prójimo? ¿Es toda la humanidad? Porque si es así, entonces nunca he amado a mis semejantes. ¡Ah!, ¿pero semejantes es sinónimo de prójimo?. No sé y no voy a buscar en el diccionario de sinónimos. Menos mal que la discusión no se centra en la etimología de estas palabras.

Aquí solo me surgen preguntas: Cómo demostrarle a los demás que los amo, si existen individuos que dicen detestar a una persona, sin siquiera haber hablado una vez con ella. O ¿acaso debo también amar a los que no gustan de mí? ¿Mi prójimo son los animales? ¿Entonces debo amar a los animales como a mi mismo? ¿Por qué algún prójimo no protesta por ver a ‘projimitos’ -hablo de niños-, padeciendo hambre, pero si levanta su voz en las tribunas apoyados por el amoroso y desinteresado prójimo de los medios, cuando un animal sufre por falta de alimento, o es masacrado en una plaza para el deleite de más prójimo?

Pensándolo bien, creo que estoy equivocado y mi prójimo no es el ser humano. El prójimo de los humanos es el primo animal. Eso significa que mi prójimo más cercano son los animales. A ellos es que debo amar como a mi mismo. Lo demuestra la sociedad con sus acciones culturales. Claro, ahora entiendo porqué los seres humanos hacemos las guerras entre nosotros mismos, pues porque no somos prójimos de otro humano.

Es entendible desde este punto de vista que un precioso gato herede una fortuna al Ver más...

No hay comentarios.: