Ir al contenido principal

Tecnología educativa sin tecnofobia y sin tecnofilia

Basado en  La tecnología educativa en el debate didáctico contemporáneo. Edith Litwin. de Tecnologías educativas en tiempos de Internet
Por: Montgomery Piedra Valencia
laclase2.0@gmail.com                   Uno de Ocho 

                                                                  Foto Clase 2.0
El sueño de resolver los problemas de comprensión y de cognición en el ámbito educativo a través del tiempo, ha propuesto inicialmente la incorporación de los medios masivos de comunicación y sus artefactos, como ayudas pedagógicas en el aula, que en muchos casos pasan sin reflexión. Sin embargo, son las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, las que permiten que la gente que tiene cosas en común, se una y encuentre estrategias que motiven a una didáctica tecnológica que posibilite el análisis y el debate en clase.


Desde la llegada del televisor a muchas aulas y hasta la fecha, se le ha otorgado el uso ‘didáctico’ de simple transmisor de información. Televisión como proyector de videos y películas, o en un derroche de creatividad, la transmisión de una clase grabada con la cámara del docente en el mismo salón que está ubicado el televisor. Tal vez con la intención de cambiar la monotonía de contenidos o del ser humano hablando en directo. Puede ser que no tenga otro uso. Aunque hay que reconocer que con estrategias de enseñanza, se puede generar pensamiento académico a partir de los contenidos que se presenten en la pantalla.

La tecnología avanza y llegan a los nuevos salones de clase, acondicionados en su parte física de tal manera que las pantallas de los computadores no impidan la visibilidad con el docente, los video proyectores, el software y cortinas automáticas para controlar la luz del espacio. Todo con el interés de mejorar los ambientes, los estándares de comprensión y cognición en el individuo. Pero todo esto no garantiza el buen desempeño del docente y mucho menos una tecnología educativa que supere los traumas sicológicos más oscuros: la tecnofobia o la tecnofilia (palabras no incluidas en el RAE).

Teniendo en cuenta teorías cognitivas que muestran a un individuo que aprende por imitación, por participación en explicaciones, por generación de reflexión crítica y otros por proponer soluciones, es indispensable que el docente que opta por la comprensión y desafíos cognitivos de los estudiantes a través de la utilización de las tecnologías, sea que estén en el aula o fuera de ella, muestre que ellas -las tecnologías-, proveen información actualizada, que disponen de contenidos que no se pueden cubrir en la clase, por tiempo o espacio, y que además las tecnologías de la información y la comunicación ofrecen la posibilidad de crear conocimiento a través del trabajo colaborativo en red.

Comentarios

Anónimo dijo…
This website was... how do I say it? Relevant!!

Finally I've found something that helped me. Appreciate it!



My web page :: google plus account login

Entradas más populares de este blog

Estructura del Estado Colombiano

ÍNDICES NARRATIVOS

Tomado de: La muerte del relato metafísico. Profesor Rodrigo Argüello GuzmánTenuesPsicologíaÍndices aparentemente insignificantes o poco notables dentro de cualquier narración. Dan información sutil y explícita de los personajes. A través de índices tenues se puede mostrar toda la carga semántica de la soledad, la incomunicación, la desconfianza.EstatusIdeologíaCarga biográficaTenuesPueden estar dados por paneos descriptivos o por paneos o gran plano general. Gestualidad. Indican clima. Indican climax. Descripción del objetos. Descripción de vestuario.EmbrionariosSe dan cuando al principio del relato se presenta una unidad con intención explícita para luego integrarse y madurar más adelante en su correlato. Los índices embrionarios obedecen al acto de atar cabos, que, en la vida cotidiana, se puedn dar por un acto milagroso o por un acto de asociación intencional.Resaltados por primeros o primerísimos planos o con un énfasis del cine sonoro y por ángulos de…

Todos con todos. Una noche en un bar swinger.

Por: Jhon Edward Osorio Rodríguez
Por invitación de ‘el pitu’, un viejo conocido de la cuadra, accedí aquel sábado a la petición de ir a conocer su nuevo negocio.  Era un sitio bien oculto a pocas cuadras del centro de la ciudad, desde afuera parecía imposible saber que adentro había un bar, no había publicidad, portero, ni música que perturbara a los vecinos, parecía más bien una casa de familia.
Llegué a eso de las 10 pm, saludé al anfitrión, éste me presentó a su esposa, una rubia bastante joven y hermosa; ambos estaban en ropa interior. Cuando subimos por las escaleras, “el pitu” abrió una puerta y accedimos al sitio, era algo totalmente diferente a lo que desde afuera se veía. Música electrónica algo suave, un juego de sofás bastantes cómodos, las paredes bien decoradas y cuatro parejas que en ropa interior conversaban mientras bebían algo de licor.
Me contó que le estaba yendo muy bien en su negocio y que todo era gracias a “el ángel San Antonio”, a quien tenía iluminado detrás de …